Lo hicieron mal. No lo decimos nosotros, lo dice un tribunal

Lo hicieron mal. No lo decimos nosotros, lo dice un tribunal

Finalmente la Justicia ha dado la razón a nuestro Ayuntamiento en cuanto a los perjuicios sufridos por Moralzarzal con la desastrosa obra de la Avenida de la Salud y Calle Antón que llevó a cabo en 2012 la entidad Nuevo Arpegio.

Después de ver cómo a los pocos meses de inaugurada la obra de dicha vía, ésta empezaba a deteriorarse rápidamente, después de que el actual Equipo de Gobierno mantuviese reuniones con los responsables de Nuevo Arpegio sin que nos aportasen solución alguna, después de ver cómo desde la Comunidad de Madrid ninguneaban a este municipio mirando para otro lado cuando les reclamábamos una solución al problema y tener que soportar mientras tanto el suplicio de transitar diariamente por dichas vías, después de todo eso y una vez agotada la vía “amistosa” se decidió recurrir a la Justicia, la cual, ante las evidencia presentadas, ha dado la razón a Moralzarzal.

Si dicho contencioso no se inició antes fue por la esperanza de conseguir un acuerdo que nos evitase tener que presentar una demanda y enzarzarnos en un largo y farragoso procedimiento judicial, pero parece que no estaba en sus planes llegar a un acuerdo de ningún tipo y esta fue la única solución.

No sabemos si las reuniones que el Partido Popular de Moralzarzal mantuvo con Nuevo Arpegio fueron simple postureo o si el PP de Moralzarzal se estaba burlando de los vecinos cuando en el pleno de abril de 2016 la portavoz del Partido Popular, María Ángeles Jiménez Verdejo, nos indicaba que esas reuniones estaban siendo muy fructíferas. Si por ellos fuera aún podríamos estar esperando los frutos de aquellas reuniones y mientras sufriendo diariamente esa nefasta obra.

La Comunidad de Madrid ha sido finalmente condenada a indemnizar a Moralzarzal con la cantidad de 735.000 euros más las costas del juicio y, aunque la sentencia es recurrible, es un primer paso y una muestra de que este Equipo de gobierno tenía razón al reclamar una indemnización.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This