Auditoría municipal. Clases colectivas del gimnasio municipal

Auditoría municipal. Clases colectivas del gimnasio municipal

Dentro de nuestros 26 Compromisos ineludibles, figuraba el siguiente:

5. AUDITORÍA DE LAS CUENTAS MUNICIPALES

Llevaremos a cabo una  auditoría externa económica y de gestión que nos aclare la situación real de nuestro Ayuntamiento, y de la extinguida sociedad Municipal, y que nos permita, en su caso, exigir responsabilidades. El resultado de la auditoría será público y estará a disposición de los vecinos en la web municipal.

El Compromiso ha sido cumplido, la Auditoría publicada,

http://www.moralzarzal.es/la-auditoria-municipal-saca-a-la-luz-diversos-procedimientos-administrativos-presuntamente-irregulares-en-el-ayuntamiento-entre-los-anos-2007-y-2015/

y ahora continuamos con nuestro particular análisis.

Se analizan en la auditoría los expedientes de contratación de las “Clases colectivas del Gimnasio Municipal” emitidos durante el periodo 2010-2016.

El primer adjudicatario de este periodo fue la empresa Centro Deportivo Villalba S.L.. Dicha empresa estaba obligada a presentar una memoria anual, informes mensuales sobre las actividades, informes semestrales sobre pagos a la Agencia Tributaria y organismos de la Seguridad Social. Dichos informes se presentaron según lo acordado.

La empresa adjudicataria obtuvo una puntuación importante en el concurso por una serie de mejoras que se ofrecían adicionalmente.

Dice la Auditoria, no nosotros:

…la efectiva aplicación de las mejoras…fue el hecho diferencial que permitió a “Centro Deportivo Villalba” resultar adjudicatario del contrato.” (página 15).

Decimos nosotros:

Resulta lógico pensar que se vigilara especialmente que las mejoras ofertadas se estaban implantando de acuerdo a lo prometido. Eso sería una buena gestión ¿verdad?. Pues bien…

Dice la Auditoria, no nosotros:

… No se ha obtenido evidencia de que los servicios técnicos municipales hayan emitido informe alguno sobre la efectiva implantación de las mejoras reseñadas…” (página 14).

Decimos nosotros:

Es decir, no hay constancia de que nadie se preocupara sobre la implantación de las mejoras que hicieron que Centro Deportivo Villalba S.L. se impusiera sobre sus competidores en la adjudicación. Tal vez esos informes existan pero el caso es que no han aparecido.

Dice la Auditoria, no nosotros:

…En lo que se refiere al procedimiento de contratación… Se observa una discrepancia entre el objeto del contrato… y la definición del objeto recogida en la Cláusula I…” (página 16).

Decimos nosotros:

Vamos a aceptar esto como una simple errata en la redacción del pliego, así como el error en la suma de puntos de la Cláusula 8 que se indica en la misma página de la auditoría. Hasta el mejor gestor echa un borrón.

El contrato se había firmado en 2010 por un año, prorrogable hasta 4 años más. Así ocurrió, hasta que se publicó un nuevo expediente de contratación en 2014. En 2014 se publica un nuevo expediente de contratación pero se desiste según indica la auditoría.

Posteriormente se archivarían otros dos expedientes de contratación “… por informe negativo de Intervención…

Este fue el escenario que se encontró el equipo de gobierno encabezado por Vecinos por Moralzarzal Participa cuando asumió el gobierno de Moralzarzal. Una empresa que continuaba prestando los servicios mientras no saliera un nuevo concurso, sin que nadie vigilara que se cumplieran los compromisos adquiridos y facturando mes a mes las clases colectivas. Piensen en la incertidumbre de un trabajador que no sabe lo que ocurrirá con su puesto de trabajo cada mes durante dos años.

Dice la Auditoria, no nosotros:

… las distintas circunstancias comentadas… dieron lugar a que la prestación se alargara en la práctica… dos años y tres meses suplementarios respecto a lo firmado por las partes originalmente

…lo cierto es que “Centro Deportivo Villalba” obtuvo… una facturación adicional… sin existir respaldo contractual o administrativo para ello, resultando por tanto beneficiario principal de las distintas demoras

Decimos nosotros:

Deducimos de la lectura de la auditoría que la facturación durante los 2 años y tres meses adicionales a los 4 años de prórroga de la adjudicación original es correcta y no se han facturado conceptos que no se debieran facturar. Sin embargo, la empresa resultó beneficiada por la facturación adicional.

Estupendo ejercicio de gestión, control y transparencia el llevado a cabo por el PP, ¿no les parece?.

(*) Photo designed by Freepik

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This