Ángel Martín

angel-martinVocal

Ángel llegó a Moralzarzal muy pronto, seismesino. Cuando tenía 5 años sus padres decidieron ir a vivir a Villalba, aunque todos los fines de semana venía a Moral.

Recuerda cuando iba a lo que hoy es el colegio de “El Raso”. Antes recibió clases en el propio ayuntamiento o en el salón parroquial de la iglesia. Sus hijas son la quinta generación que se ha criado en Moralzarzal. Su tatarabuelo, también Ángel, vino desde Extremadura destinado como cartero.

Este ingeniero informático, ya casado se instaló para fundar una familia en este pueblo que todavía tiene algunos aromas de eso, de pueblo. Concienciado siempre sobre la conservación del Medio Ambiente, la preservación del Medio del que todavía disfrutan los cebolleros y los no nacidos aquí es una de sus razones para haberse embarcado en este proyecto. Un desarrollo sostenible es su sueño para Moralzarzal. Un pueblo para y por sus habitantes. Conoce de primera mano el cambio “sufrido” en Villalba. Desde cuando fue a vivir con 5 años hasta cuando decidió volver con 29. No lo desea para este pueblo.

Por su trabajo está acostumbrado a gestionar presupuestos, dirigir equipos y conseguir propósitos, lo que llaman los informáticos, “hitos”. Unirse a un equipo que trabaja tanto y tiene tantas iniciativas ha sido un reto para él. Escuchar y aportar ideas es lo mejor que puede hacer por un Moralzarzal que participe y por eso quiere tomar parte en la gestión de su pueblo.

Share This