800.000 razones más para seguir esforzándonos por Moralzarzal

800.000 razones más para seguir esforzándonos por Moralzarzal

En el último pleno ordinario, 11 de enero, asistimos tristemente a un nuevo despropósito llevado cabo por la oposición en Moralzarzal (Partido Popular y Moralzarzal en Común), en el que se han posicionado nuevamente a la contra del Equipo de Gobierno en un asunto que, más allá de ideas políticas, era incuestionablemente beneficioso para Moralzarzal; la propuesta de liquidación por finalización de contrato de Urbaser por los servicios de 2005 a 2017.

Tanto es así que la liquidación venía fiscalizada favorablemente por la Intervención municipal y suponía un ahorro de 791.320 € para las arcas municipales.

Cabe recordar que en marzo de 2013 el anterior Equipo de Gobierno (PP) “se percató” de que, a su criterio, existía un error por el que se había estado pagando de más a Urbaser (el famoso 1.000.000 €), por lo que decidió detraer esa cantidad de los pagos futuros y al mismo tiempo dejó de aplicar las revisiones del IPC reflejadas en el contrato, iniciándose así un contencioso entre empresa y Ayuntamiento en el que hasta en dos ocasiones los Tribunales sentenciaron a favor de Urbaser, es decir que antes o después habría que pagarles las cantidades detraídas y por supuesto el IPC no incrementado.

Pues bien, llegado ahora el momento de proceder a la liquidación con la empresa por finalización de contrato hay que poner sobre la mesa todas las deudas pendientes, incluidas aquellas en las que la justicia dio la razón a Urbaser, pues guste o no guste es una cuestión de Ley.

El Equipo de Gobierno, después de semanas de negociación y con el objetivo de evitar un procedimiento judicial que a buen seguro supondría un peor resultado para Moralzarzal, ha llegado a un acuerdo con Urbaser reduciendo significativamente la cifra que por contrato resultaría a pagar, por un lado atendiendo a la realidad y circunstancias del servicio y por otro al reconocimiento de la empresa del error material y su necesidad por demostrar que son capaces de realizar un buen trabajo si el contrato está ajustado a las necesidades del municipio.

En dicha liquidación se recogen también:

  • Importes correspondientes tanto a servicios realizados desde el vencimiento del contrato hasta la fecha de cierre como a servicios prestados no contemplados en el contrato.
  • Cantidades dejadas de satisfacer provenientes de la decisión del PP de detraer el “importe pagado en exceso”, no atendiendo a lo exigido en dos sentencias judiciales desfavorables.
  • Revisiones de IPC del contrato no actualizadas en su momento por igual causa que el punto anterior.
  • Intereses de demora sobre el pago de las cantidades de los dos puntos anteriores.

Así de esta liquidación resultaría un ahorro de casi 800.000 € respecto a la cifra reclamada por Urbaser en su momento, quedando validada por la Intervención municipal.

Y es aquí cuando nos encontramos con la realidad de PP y de MEC que deciden en el Pleno votar en contra de dicha liquidación, impidiendo semejante ahorro para Moralzarzal, con argumentos tan peregrinos por parte del PP como que había que seguir litigando (y lo dicen a pesar de las dos sentencias en contra, y de informes también en contra tanto de la Secretaría del Ayuntamiento como del asesor jurídico externo en ese momento) o que estando el pueblo como está no se puede consentir esta liquidación (cuando en dicha negociación se han tenido precisamente en cuenta estos aspectos). O con comentarios tan idealistas por parte de MEC como que votan en contra por su oposición ideológica a este tipo de gestión y por tratarse de unas políticas neoliberales (respetable, pero parece que obvian el hecho de que liquidar un contrato no es parte de ninguna ideología, es un requisito legal).

¿Acaso ignoran que cuando un contrato finaliza hay que liquidarlo? Esta cuestión ni es opinable ni hay otra opción; simplemente hay que hacerlo.

Debemos recordar a PP y MEC que esto no es un juego en el que con votar en contra de todo ya has hecho tu trabajo, al contrario, han de seguir mirando por los intereses reales de Moralzarzal y han de tener la altura y responsabilidad suficiente como para saber anteponer los intereses de Moralzarzal a sus intereses partidistas. Si no están dispuestos a ese mínimo de decencia deberían declinar su cargo en quien sí lo esté.

Creemos seriamente que ni PP ni MEC han medido las consecuencias de lo que votaron, tanto para Moralzarzal como para ellos mismos. Veremos qué implicaciones, sean del tipo que sean, puede tener para un concejal emitir un voto claramente contrario a los intereses del municipio, intereses respaldados por informe favorable de Intervención, bloquear la liquidación de un contrato finalizado, hacer perder a las arcas municipales un ahorro de casi 800.000 € y poner al Ayuntamiento al borde de una reclamación por parte de la empresa que tendría, en su caso, una resolución bastante más perniciosa para el pueblo y todo ello, que se sepa, sin base en ningún tipo de informe jurídico, económico o técnico que justifique ese voto en contra. Porque los argumentos para oponerse a dicha liquidación, si existen, deben estar fundados y basados en los correspondientes informes y no en lo que nos hubiese gustado hacer, ni tampoco en ideologías, pensamientos o creencias, muy respetables todas pero nada concluyentes en el caso que nos ocupa.

Gobernamos junto con el PSOE en minoría, eso lo tenemos claro, y debemos recordar que esta situación es propicia para que la oposición, si no tiene la responsabilidad suficiente, pueda torpedear la gestión y bloquear un Ayuntamiento, pero no duden que si eso ocurre vamos a exigir que cada uno asuma su responsabilidad, sea del tipo que sea. Estamos abiertos a cualquier diálogo y debate que se nos plantee, y somos proactivos en ese sentido, por lo que a futuro, si la situación no se modifica, no bastará con señalar al Equipo de Gobierno por no hacer las cosas, sino que se señalará también a quien con su cerrazón constante e intereses de partido ha sido capaz de bloquear un Ayuntamiento y de perjudicar de una manera tan evidente los intereses del municipio y sus vecinos. Señores de la oposición, no miren para otro lado, pues en esta situación ustedes son también responsables de lo que acontezca. Dense cuenta de una vez que con decisiones como estas no nos hacen daño a nosotros, se lo están haciendo a todos los vecinos de Moralzarzal.

No entendemos esta forma de hacer política en la que se toman decisiones que perjudican de una manera tan directa y clara al pueblo, en la que se vota en contra de un ahorro inmediato de 800.000€ sin ninguna justificación más que vaguedades o consignas políticas que no están respaldadas por ningún dato o informe, solamente por un interés partidista.

Eso sí, que nadie cuente con nuestro abandono, porque a cada piedra que nos pongan en el camino nos levantaremos más fuertes y con más ganas de trabajar en lo que hemos venido a hacer, que no es más que el beneficio y bienestar de Moralzarzal y todos sus habitantes.

El próximo jueves, día 8 de febrero, se debatirá y votará en el Pleno acerca de la Reclamación que ya ha interpuesto Urbaser frente a esa denegación de liquidación de contrato. Esperamos que la oposición nos haya escuchado, haya recapacitado y haya entendido cuáles son los intereses de Moralzarzal más allá de los suyos propios, y en un caso tan claro actúe en consecuencia para no perder dicho ahorro y evitar un contencioso muy pernicioso para Moralzarzal.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This